Visita a la Siete Iglesias de Roma

peregrinación a las siete iglesias
Grabado antiguo de la peregrinación 
a las siete iglesias de Roma

Sacado del libro: "Idea de los ejercicios del Oratorio, fundado por San Felipe, 1795"

<< Ver libro II: pag 96ss >>

¿Qué es la peregrinación a las siete iglesias?


Hay en el año ciertos días, en los cuales, más que en otros, triunfa la disolución, llamados por la Escritura: días de delitos. Esto sucede en el tiempo del carnaval, en el cual los mismos que hacen profesión de piedad, se dejan arrastrar de las perniciosas costumbres del siglo, y no hacen escrúpulo de faltar a las leyes de la modestia cristiana, que suelen practicar entre año.

Deseoso el celo de nuestro Santo de oponerse a este abuso infernal, y de apartar del corazón de los fieles semejantes desordenes, pensó en esta invención.

Introdujo en estos días, y principalmente en el Jueves graso, o ultimo de carne, la visita de las siete Iglesias principales de Roma. Instituyó una procesión publica a las referidas Iglesias, mezclando en ella preces sagradas, canciones devotas, sermones fructuosos, diversiones honestas; con cuyo discreto ardid, consiguió cuanto deseaba, que era apartar de los excesos del carnaval mas de dos mil personas, las cuales acudían ansiosos a esta devota peregrinación, honrada, con la participación de muchos Obispos, Cardenales y Prelados y distinguidos de la Corte Romana; como por ejemplo los celebres Cardenales: Baronio, Tarugi, Taberna, Paleoti, Sfrondati, Aldobrandini, ( ambos Papas ) Cusani, Borromeo y otros seguidores de las admirables invenciones de San Felipe.

Esta costumbre se tiene todavía en muchas Ciudades, en Bolonia, en Florencia, Génova, Turín, y principalmente en Roma, que cuenta todos los años muchos millares de personas, que intervienen a esta piadosa función.

No dudo, hermanos que tendréis muchos deseos de leer algunas peculiaridades de esta peregrinación; nos conviene saber el tiempo en que fue instituida, el fruto que de ella se saca y el autor del método.

Acerca del tiempo y del fruto de esta santa práctica, oigamos al siervo de Dios P. Leandro, Cardenal de Colloredo, que en un manuscrito suyo, titulado: “Diario de San Felipe Neri”, dice así: “En el año 1552 se dio principio a ir a las siete Iglesias. Tal como atestigua Domingo Jordán,comulgaban casi todos los que iban, a veces mil, y a veces dos mil personas. Por el camino se cantaban Salmos e Himnos, había una alegría que parecía estar en  el Paraíso; se convertía mucha gente, y hacia gran fruto en las almas, llegando alguna vez, como dice el Abate Maffa, al número de tres, o cuatro mil personas. Con este ejercicio, el Jueves Graso, destinado a festejos, y diversiones, se transformó en un día de peregrinación y de ganancia para las almas”.

Y en otra parte del mismo Diario, dice: “Fr. Antonio Beti, en el año 1560  condujo a las siete Iglesias el Noviciado de la Minerva con el Santo Padre, y sus hijos espirituales, que eran muchos, hablando siempre de cosas espirituales; y se hizo la comunión general  en San Pablo,  añadiendo que S. Felipe, de la fatiga del viaje de las siete Iglesias, cayó enfermo”.

El Autor del método, que hoy en día se sigue haciendo, se ve claramente que es el mismo S. Felipe; él hizo imprimir en Roma en el año 1586, es decir, diez antes de su muerte, lo que ahora fielmente y sin cambiar palabra ponemos, para que con mas gusto se apliquen a su práctica los Hermanos, viendo que ha nacido de la misma mente del Santo.


siete iglesias de roma


ver mapa de la peregrinación


google maps

   

Inicio de la Peregrinación Virtual

Método que se guarda por los Hermanos en la visita de las siete Iglesias.

1.- El día destinado, por la mañana irán a la Iglesia de los Padres del Oratorio, y allí, después de haberse reconciliado, oirán Misa.

2.- Harán la intención de buscar en esta visita sólo la gloria de Dios, de ganar todas las Indulgencias que sean capaces y de pedir por las cosas siguientes:

  • Por la verdadera penitencia de los pecados pasados.
  • Por la enmienda de la presente tibieza en el servicio de Dios, y de otros defectos que conozcan.
  • Por nacimiento de gracias de tantos beneficios recibidos.
  • Por el Sumo Pontífice, por la Santa Iglesia y necesidades presentes.
  • Por todos los Prelados y gobernantes cristianos.
  • Por la Congregación del Oratorio, y por todas las Religiones.
  • Por los pecadores que yacen en las tinieblas del pecado.
  • Por la conversión de los herejes, cismáticos, y otros infieles.
  • Por todos los Hermanos, y bienhechores del Oratorio, vivos, y difuntos.

3.- La materia de las meditaciones serán:

  • Siete viajes dolorosos de Cristo Señor nuestro.
  • Siete efusiones de su Sangre.

En virtud de tanto precio, se pedirá al Eterno Padre:

  • Que nos libre de los siete pecados capitales.
  • Que nos conceda las siete virtudes.
  • Y nos dé los siete dones del Espíritu Santo.

4.- Irán por el camino con mucho recogimiento, teniendo siempre la mente puesta en Dios y en el misterio que se va meditando.

5.- En cada iglesia se visitará siete Altares, esto se puede suplir, sino hay más que uno, dirigiendo desde él la intención a los siete.



Santa María de la Vallicella

El papa Gregorio I construyó la primera iglesia en este lugar. Para el siglo XII, se consagró a Santa Maria in Vallicella (Nuestra Señora del Valle Pequeño). En el siglo XVI, san Felipe Neri, ayudado por el cardenal Pierdonato Cesi y el papa Gregorio XIII, hizo que se reconstruyera la iglesia. Cuando Pierdonato murió, su hermano Angelo Cesi, obispo de Todi, continuó el mecenazgo de su familia.1 En principio, el arquitecto fue Martino Longhi el Viejo, pero fue reemplazado más tarde por Matteo da Castello. La nave se acabó en 1577, y la iglesia fue consagrada en el año 1599. La fachada, diseñada por Fausto Rughesi, fue acabada en 1605 o 1606. El blasón Cesi es aún evidente en la iglesia.

 

 

 

1.- En la Iglesia de Santa María in Vallicella se inicia rezando: Laudes si es por la mañana o Vísperas si es por la tarde

2.- Acabadas estas preces, antes de dar inicio a la peregrinación, se dirá la siguiente Oración delante del Altar del Santo Padre:

altar san felipe

Oración

¡Oh Santo mío!, que en la visita de las siete Iglesias, merecisteis vencer muchas veces al enemigo infernal y tener en vuestra compañía los Santos Ángeles, para que os librasen de los peligros, y recibir el Espíritu Santo, que os dilatase el corazón, con otros dones del Cielo. Concededme, que pues hago hoy esta peregrinación por imitaros, sea también revestido de vuestro espíritu quebrantado, para que merezca en parte los favores que a vos concedió el Cielo.

Alcanzadme , Padre amoroso , aquellas disposiciones de santas lagrimas, de encendidos afectos, de alta contemplación, de rigorosa abstinencia con que acompañabais este devoto camino, para que pueda conseguir el fruto, que vos pretendisteis, al instituir esta piadosa practica, confirmada con vuestro consejo y ejemplo.

3.- Al salir de la Iglesia del Oratorio para ir a la primera Iglesia

Se considerará:

1.- El viaje de nuestro Señor con los Apóstoles del Cenáculo al Huerto.
2.- La primera efusión de sangre en su Circuncisión.

Se pedirá:

1.- La virtud de la Abstinencia contra el vicio de la Gula.
2.- Y el don del Santo Temor de Dios.


Basílica de San Pedro

La basílica es el lugar de enterramiento de San Pedro, que fue uno de los doce apóstoles de Jesús de Nazaret y primer Obispo de Roma. La tradición y la evidencia histórica sostienen que la tumba de San Pedro está directamente debajo del altar mayor de la basílica. Por esta razón, muchos Papas han sido enterrados en San Pedro desde la época paleocristiana. En el sitio de la actual basílica han sido construidas iglesias desde el siglo IV. La construcción de la actual basílica, sobre la antigua basílica constantiniana, comenzó el 18 de abril de 1506 y finalizó el 18 de noviembre de 1626.

Volver al principio de la visita virtual de la B. de S. Pedro

 

 

1.-Ejercicios para dentro de la Basílica

Según llega cada uno, reza delante del Altar del Santísimo:

Os adoro...

Señor mío Jesucristo, yo os adoro,

y os doy gracias por aquel primer viaje que hicisteis con los Apóstoles desde el Cenáculo al Huerto por mi salvación;

y por aquella preciosa Sangre que derramasteis cuando niño en vuestra Circuncisión.

Concededme, Dios mío, la gracia de la virtud de la Templanza,

y el don de vuestro Santo Temor.

{/slide}

Después reza en cada uno de los siete altares:

Un Padre nuestro y Ave María.

Al fín, todos juntos dirán en el altar del Santísimo:

El Miserere: Salmo 150

Misericordia, Dios mío, por tu bondad,

por tu inmensa compasión borra mi culpa;

lava del todo mi delito,

limpia mi pecado.

Pues yo reconozco mi culpa,

tengo siempre presente mi pecado:

contra ti, contra ti sólo pequé,

cometí la maldad que aborreces.

En la sentencia tendrás razón,

en el juicio resultarás inocente.

Mira, en la culpa nací,

pecador me concibió mi madre.

Te gusta un corazón sincero,

y en mi interior me inculcas sabiduría.

Rocíame con el hisopo: quedaré limpio;

lávame: quedaré más blanco que la nieve.

Hazme oír el gozo y la alegría,

que se alegren los huesos quebrantados.

Aparta de mi pecado tu vista,

borra en mí toda culpa.

Oh Dios, crea en mí un corazón puro,

renuévame por dentro con espíritu firme;

no me arrojes lejos de tu rostro,

no me quites tu santo espíritu.

Devuélveme la alegría de tu salvación,

afiánzame con espíritu generoso:

enseñaré a los malvados tus caminos,

los pecadores volverán a ti.

¡Líbrame de la sangre, oh Dios,

Dios, Salvador mío!,

y cantará mi lengua tu justicia.

Señor, me abrirás los labios,

y mi boca proclamará tu alabanza.

Los sacrificios no te satisfacen:

si te ofreciera un holocausto, no lo querrías.

Mi sacrificio es un espíritu quebrantado;

un corazón quebrantado y humillado,

tú no lo desprecias.

Señor, por tu bondad, favorece a Sión,

reconstruye las murallas de Jerusalén:

entonces aceptarás los sacrificios rituales,

ofrendas y holocaustos,

sobre tu altar se inmolarán novillos.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo

como era en el principio, ahora y siempre

y por los siglos de los siglos. Amén.

{/slide}

El de Profundis: Salmo 129

El de Profundis: Salmo 129

Desde lo hondo a ti grito, Señor;

Señor, escucha mi voz;

estén tus oídos atentos

a la voz de mi súplica.

Si llevas cuenta de los delitos, Señor,

¿quién podrá resistir?

Pero de ti procede el perdón,

y así infundes respeto.

Mi alma espera en el Señor,

espera en su palabra;

mi alma aguarda al Señor,

más que el centinela la aurora.

Aguarde Israel al Señor,

como el centinela la aurora;

porque del Señor viene la misericordia,

la redención copiosa;

y él redimirá a Israel

de todos sus delitos.

{/slide}

El Credo

Creo en un solo Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado,  y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo Bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén

{/slide}

Se termina con la oración que sigue:

Oración a S. Pedro

Príncipe de los Apóstoles y de la Iglesia Católica: por aquella obediencia con que a la primera voz dejaste cuanto tenías en el mundo para seguir a Cristo; por aquella fe con que creíste y confesaste por Hijo de Dios a tu Maestro; por aquella humildad con que, viéndole a tus pies, rehusaste que te los lavase; por aquellas lágrimas con que amargamente lloraste tus negaciones; por aquella vigilancia con que cuidaste como pastor universal del rebaño que se te había encomendado; finalmente, por aquella imponderable fortaleza con que diste por tu Redentor la vida crucificado, te suplico, Apóstol glorioso, por tu actual sucesor el Vicario de Cristo. Alcánzame que imite del Señor esas virtudes tuyas con la victoria de todas mis pasiones; y concédeme especialmente el don del arrepentimiento para que, purificado de toda culpa, goce de tu amable compañía en la gloria. Amén.

{/slide}

2.- Ejercicios para la peregrinación desde la Basílica de S. Pedro hasta la Basílica de S. Pablo extramuros:

Se considerará

1. El viaje del Huerto, en donde nuestro Señor fue preso, atado, y conducido a casa de Anás.

2. La segunda efusión de sangre en el sudor del Huerto.

Se pedirá.

1. La virtud de la Paciencia contra el vicio de la ira.

2. El don de Piedad.


San Pablo Extramuros

La Basílica de San Pablo Extramuros es una de las cinco iglesias consideradas como las más antiguas de Roma. La Iglesia Católica considera que son la Basílica de San Juan de Letrán, Basílica de San Lorenzo Extramuros, Basílica de Santa María la Mayor y la Basílica de San Pedro. Es la segunda Basílica más grande de Roma, después de San Pedro, se encuentra a 11 kilómetros de ésta y según la tradición es el lugar donde el apóstol Pablo fue enterrado.

La basílica, y todo el complejo anexo, como el claustro y el monasterio, no son parte de la República Italiana, sino que son propiedad extraterritorial de la Santa Sede.

En 1980 fue incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad en Europa por la Unesco, con el número de identificación 91-013.

Volver al principio de la visita virtual de la B. de San Pablo Extramuros

 


 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 


 

 

 




Comentarios   

 
0 #2 sed bueos, si podeis 08-04-2013 15:01
Séd buenos si podeis, me ha impactado esta sentencia
 
 
0 #1 andy 24-12-2012 19:59
buono
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Está aquí: Portada ORATORIO EN EL MUNDO Visita a las 7 Iglesias

We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of the site have already been set. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information