Oratorio San Felipe Neri de Alcalá de Henares

En esta vida no hay purgatorio: sólo hay infierno o paraíso. Para el que sirve a Dios verdaderamente, las penas o enfermedades se cambian en consuelos. El que no sirve a Dios verdaderamente y se abandona a la sensualidad, tiene dos infiernos: en éste y en el otro mundo (San Felipe Neri)

joomplu:2223