Oratorio San Felipe Neri de Alcalá de Henares
0
0
0
s2smodern
varias_10A propósito de las palabras:

«Era una mujer muy anciana. De jovencita había vivido siete años casada, y luego viuda hasta los ochenta y cuatro; no se apartaba del templo día y noche, sirviendo a Dios con ayunos y oraciones» (Lc 2,36-37)

Nos hacemos la ilusión de que podemos llegar, arrodillarnos unos minutos ante el Señor, leer unas pocas páginas… y ¡ya! ¡Tocar y ver el misterio desnudo de Dios!

Ana, la anciana de la que habla san Lucas, nos enseña el largo y duro camino que es necesario recorrer para poder ver. Ella estuvo ochenta y cuatro años sirviendo a Dios con ayunos y oraciones. Y siendo ya vieja, sus ojos cansados adquirieron el vigor suficiente para reconocer al Salvador en aquel niño que entraba en el templo en brazos de su madre.

Ana, la anciana, nos enseña que este camino no es rectilíneo, que en más ocasiones de las que esperaríamos, nos vemos abocados a cambiar de rumbo justamente para llegar donde nos propusimos; que a veces la misma vida o la providencia divina nos cambia el rumbo. «Siete años casada y luego viuda hasta los ochenta y cuatro».

 

Ana, la anciana, nos enseña el camino de la penitencia y de la oración diarias para educar el corazón. Sí, efectivamente, el corazón ha de ser purificado para hacerse capaz de contemplar a Dios: «Dichosos los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios» (Mt 5,8). Ha de ser entrenado y educado para ser capaz de penetrar en la verdad de las cosas, distinguir y reconocer a Dios: «Señor, da luz a mis ojos» (Sal 13,4)

Con la escena de Ana me venían a la memoria unas palabras que había leído unos días atrás: «La vida de contemplación es irremisiblemente una vida de todos los días, de pequeñas fidelidades, de pequeños servicios, hecho todo con el espíritu del amor que todo lo aligera y a todo da calor. Sol y claridad pueden verse cubiertos, de vez en cuando y hasta con frecuencia, por la niebla y por  nubes. Aquí vale la sentencia de Pablo: “Quien no trabaja, que no coma”» (Hans Urs von Balthasar, Das betrachtende Gebet, 123-124)

Tiempo. Penitencia. Oración. Para llegar a ver es necesario educar el corazón.

 

Otros Documentos Enrique Santayana

Artículos de Enrique Santayana

VIACRUCIS
Published: Febrero 14, 2018
EJERCICIOS DEL ORATORIO SEGLAR FEBRERO 2018
Published: Enero 25, 2018
PATRICIA SNOW
Published: Enero 02, 2018
FELIZ NAVIDAD 2017-2018
Published: Enero 02, 2018
HOMILÍA Domingo XXXII 2017
Published: Noviembre 12, 2017
EJERCICIOS ORATORIO SEGLAR NOVIEMBRE
Published: Noviembre 05, 2017
Curso de Evangelización
Published: Noviembre 05, 2017
CONCIENCIA Y FE EN J. H. NEWMAN
Published: Octubre 22, 2017
Domingo XXV T.O. EL DENARIO
Published: Septiembre 24, 2017
SUPLICAR EL ESPÍRITU SANTO
Published: Mayo 23, 2017
FIESTA DE SAN FELIPE NERI
Published: Mayo 15, 2017
EJERCICIOS DEL ORATORIO SEGLAR MAYO 2017
Published: Mayo 13, 2017
TRIDUO PASCUAL 2017
Published: Abril 11, 2017
VIA CRUCIS 2017
Published: Marzo 01, 2017
Ejercicios del Oratorio Seglar ENERO - FEBRERO 2017
Published: Enero 16, 2017
NAVIDAD 2016
Published: Diciembre 19, 2016
Oratorio Seglar Noviembre 2016
Published: Noviembre 04, 2016
John Henry Newman - conferencia octubre 2016
Published: Octubre 26, 2016
Novena a San Felipe
Published: Mayo 16, 2016
Clausura del Año Jubilar
Published: Mayo 16, 2016
ORATORIO MUSICAL "CRISTO, NUESTRO INSEPARABLE VIVIR"
Published: Abril 11, 2016
SEMANA SANTA 2016
Published: Marzo 14, 2016
VIACRUCIS
Published: Marzo 04, 2016
Un amor desconocido para el hombre
Published: Enero 10, 2016
JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO
Published: Noviembre 22, 2015
VICTORIA DE CRISTO, PECADO, PERDÓN, PURGATORIO E INDULGENCIAS
Published: Noviembre 03, 2015
Carta de nuestro Obispo, D. Juan Antonio Reig Pla
Published: Mayo 21, 2015
Para iniciarse en la amistad con el beato J. H. Newman
Published: Mayo 14, 2011