Oratorio San Felipe Neri de Alcalá de Henares
joomplu:2280

Oratorio y Congregación de San Felipe Neri

Últimos artículos

joomplu:2330

Vidas y enseñanzas de diversos santos

San Felipe Neri

Joomplu: 2271

San John Henry Newman

joomplu:2272

Hijos de San Felipe

joomplu:2285

Vidas y enseñanzas de otros santos

joomplu:2265
Iniciación cristiana de niños
joomplu:2208
Schola Amoris 6
joomplu:2254
Novena Sdo. Corazón de Jesús
joomplu:2332

Instituciones del Oratorio

Asfeneri

joomplu:2267

Colegio san Felipe Neri

joomplu:2282

Hay un momento en la liturgia de la Pascua en el que Cristo resucitado empieza a dirigir nuestra atención al Espíritu Santo, como principio de su presencia real e íntima en nosotros. Es hoy: «el Defensor, el Espíritu Santo, que enviará el Padre en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho». En este momento es necesario empezar a invocar al Espíritu del Padre y del Hijo. Por mera atención y obediencia a su palabra es necesario hacerlo desde este momento. Aunque la mejor forma de suplicar y esperar este Espíritu Santo es amar la humanidad bendita de quien nos habla de él: «El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él».

P. Enrique Santayana C. O.  — 15/5/2017 —