Oratorio San Felipe Neri de Alcalá de Henares
0
0
0
s2smodern

LA IDOLATRÍA NACIONALISTA

¿Por qué es inmoral el separatismo? ¿Por qué es justo defenderse de sus pretensiones?

Porque para exaltar una pretendida nación, que nunca lo ha sido fuera de sus sentimientos, ha de destruir una realidad que nos precede a todos, España, de la que hemos recibido los bienes que tenemos y que en parte nos ha hecho a nosotros mismos.

El bien de lo real, de lo ya dado, ha de ser defendido de la idolatría destructiva del subjetivismo y del emocionalismo, que son la sustancia del nacionalismo.

El nacionalismo es a la historia, lo que la ideología de género a la naturaleza: la exaltación del sentimiento que, para afirmarse debe negar y destruir lo real, ya le venga dado por la historia, ya le venga dado por la naturaleza.

P. Enrique Santayana C.O.