Oratorio San Felipe Neri de Alcalá de Henares

No pidas a Dios tribulaciones presumiendo que podrás sufrirlas; es menester ser prudente, y no es poco sufrir lo que Dios nos envía todos los días (San Felipe Neri)