Oratorio San Felipe Neri de Alcalá de Henares

No debemos aborrecer a nadie, porque Dios no viene a estar en un alma que no ama a su prójimo (San Felipe Neri)