Oratorio San Felipe Neri de Alcalá de Henares

Una tristeza excesiva suele provenir de un exceso de orgullo (San Felipe Neri)