Oratorio San Felipe Neri de Alcalá de Henares

Cuando Dios nos libra de una tentación o de una tribulación, debemos cuidar de manifestarle una viva gratitud por este beneficio. (San Felipe Neri)