Oratorio San Felipe Neri de Alcalá de Henares

El mal olor de la impureza delante de Dios y de los ángeles es tan grande que ningún otro puede comparársele en el mundo (San Felipe Neri)