Oratorio San Felipe Neri de Alcalá de Henares
0
0
0
s2smodern

camino a santa juana

El Próximo 10 de Abril, Marcha a Santa Juana

Una marcha de doce kilómetros que sale desde la Ermita de la Santa, en Numancia, y que nos lleva por caminos atravesando Illescas y Casarrubuelos, hasta el Monasterio.

Este camino lo tuvo que recorrer ella, sola y vestida de  hombre, (“cogió una espada debajo del brazo, envolvió sus vestidos mujeriles y haciendo la Señal de la Cruz partió hacia su destino”) de esta manera no llamaba la atención por su condición de mujer.

Pero este camino no estuvo exento de dificultades, ya que tuvo que enfrentarse, como cuenta el libro del que hice mención anteriormente, a los peligros que entonces podía encontrarse en el, y más una mujer,  sobre todo a las tentaciones que el demonio le ponía, porque trataba por todos los medios de que no llegara a su destino.

A esta marcha, acuden gentes de todos los pueblos de la comarca de la Sagra y de otros cercanos, algunos vamos en autobús hasta Numancia. Hay personas jóvenes y mayores pero todos salimos con la intención de acabar el camino y llegar a nuestro destino, como hizo la Santa.

En la Ermita de Numancia, el Sacerdote que nos acompaña, dice unas oraciones y nos da la bendición y haciendo la Señal de la Cruz como hizo Ella, emprendemos la marcha.

En el camino rezamos, entablamos conversación con personas que no conocemos pero que tienen la misma intención que nosotros. Paramos par recobrar fuerzas y hay personas que nos dan un “tente en pie” a mitad de camino. ¡Que fácil comparado con lo que la Santa Juana tuvo que pasar para llegar hasta allí!. Ella iniciaba el camino que la llevaba a buscar a su Esposo, Jesucristo, sentía la llamada que se inició, como cuenta el libro, desde el momento de su nacimiento y en ningún momento dijo que no. Dijo lo que la Virgen María, “Fiat”, hágase y no le importaron las adversidades ni los peligros ni el mismísimo demonio que la perseguían para que no llegase a su destino. Nosotros también iniciamos el camino y vamos en busca de Nuestro Señor, porque al llegar al Monasterio, donde también nos espera Nuestra Madre, Santa María de la Cruz, nos encontraremos a los dos con los brazos abiertos para recibirnos, para darnos el descanso merecido y así alimentarnos con su Cuerpo y su Sangre, en la Santa Misa.

Ojala al llegar al Monasterio como hizo Ella, sintamos las palabras que Santa María de la Cruz,  le dirigió y sepamos corresponderla como merece: “Hija mía, en buena hora seas venida a esta casa. Entre gozoso tú Espíritu en ella y toma la posesión que tanto has deseado y que para su reparto te crió Dios y Yo en su Santo Nombre y en el mío, te doy autoridad para que derribes y edifiques, arranques y plantes, destruyendo relajaciones y vicios y enseñando con doctrina y ejemplo el camino de la perfección”.

Al terminar la Santa Misa, comeremos todos juntos en la explanada y a media tarde volveremos a casa. Sólo me queda deciros una cosa más, que os animéis y disfrutéis de un día dedicado al Señor.

 

 

Joaquín Rueda Sánchez, Vicepresidente de la Hermandad de Santa María de la Cruz y la Santa Juana.