Oratorio San Felipe Neri de Alcalá de Henares

El demonio, que es muy orgulloso, teme mucho la humilde confesión. (San Felipe Neri)