Oratorio San Felipe Neri de Alcalá de Henares

Para adquirir la prudencia, es necesario ejercitarla siempre (San Felipe Neri)