Oratorio San Felipe Neri de Alcalá de Henares

Para obtener la protección de la Santísima Virgen en nuestras necesidades más urgentes, es muy útil decir sesenta y tres veces: “Virgen María, Madre de Dios, ruega a Jesús por mí.” (San Felipe Neri)