Oratorio San Felipe Neri de Alcalá de Henares

Para no recaer en faltas graves, es muy bueno decir por la noche: “Mañana puedo morir.” (San Felipe Neri)