Oratorio San Felipe Neri de Alcalá de Henares

Aún más, la loca alegría disipa todo el espíritu que se había adquirido (San Felipe Neri)